Seleccionar página
La semana pasada el post trataba sobre el copywriting y qué necesitas para poder escribir una landing que convierta.

Hoy y para acabar este bloque vamos a hablar de la redacción, y más concretamenta como escribir post que la gente quiera leer.

Mantengo el espíritu de la semana pasada de ir al grano. ¡Después de este artículo vas a poder escribir un post que funcione!

¿Quieres descubrir qué tienes que tener en cuenta?

 

 

Tengo un listado en el que siempre que encuentro algún post de marketing que me alucina, lo incluyo para poder echarle mano cuando me venga bien.

Esta lista la inauguré con este post de 2012:

¡El post es este y es bruuuuutal! 

Sin embargo la primera vez que cayó en mis manos, no me gustó.

De hecho, pasé de él en menos de 1 minuto.

Afortunadamente, tiempo después me lo recomendaron y cuando lo leí entero flipé.

Me parecía una chulada, súper práctico, conciso…

Todo de 10.

¿Qué había fallado entonces?

Quédate a leer el post para descubrirlo 🙂

Los post se leen en F

En la wikipedia hay un artículo entero para defender lo que te acabo de decir. Este.

A lo que se refiere en definitiva es que la gente en internet lee el título y la introducción de un post, escanea las imágenes y los subtítulos, y al final, si lo que han visto hasta entonces les cuadra, lo leen todo.

Esta imagen de un mapa de calor (una herramienta que mide donde miran las personas en la web, [a más cálido el color, más gente mira]) es más elocuente de lo que pueda serlo yo:

Se llama Patrón F y puede estar saboteando tus post.

Y eso es precisamente lo que falló con el post del principio.

La estructura no esta planeada para ser sexy y convencer, y pasé de largo.

Y es una pena, porque el artículo es la leche.

Menos mal que luego volvió a caer en mis manos 😀

¿Quieres saber como evitar que te pase esto en tus propios post?

Teniendo esto en mente, lo más importante es que escribas de la forma más sexy e interesante posible los puntos que van a mirar los lectores antes de decidir si les interesa tu post o no.

En esa línea, tienes que tener especial mimo en el título, los subtítulos, la introducción y el Call To Action.

1 – Escribe un título que den ganas de leer el post

Siempre es la línea más importante de todo tu post. Da igual si lo que has escrito es oro si nadie entra a leerlo.

Sobre escribir títulos que funcionen podríamos escribir un post entero.

¡Quizá lo hagamos!

Por ahora te dejo una joya de Maïder y otra de Isabel en el blog de Metricool, para que te hagas una idea.

Lo mismo aplica, a menor escala, con los subtítulos.

2- Escribe una introducción atractiva.

¿Te has dado cuenta que todos los post, según los presento, los empiezo con una historia personal?

Siempre he creído que esos detalles son los que verdaderamente enganchan, y ahora, con el curso de Javi he confirmado que así es.

De hecho, lo suyo es que empieces siempre con una introducción atractiva, y las historias personales no son la única forma de hacerlo.

¡Tienes 7 opciones!

  1. Comenzar con un dato interesante.
  2. Empezar contando una historia.
  3. Utilizar una metáfora.
  4. Contar una anécdota personal.
  5. Hacer una pregunta vital.
  6. Usar una cita célebre.
  7. Arrancar con la pregunta de un lector.

Elige la que más te guste, y curratela lo primero cuando empieces a escribir el post.

3- Escribe el CTA

¿Te has dado cuenta también de que cierro todos los post con un CTA?

Lo importante es que tengas claro que quieres que haga el lector cuando acabe de leer el post.

  • ¿Escribir un comentario?
  • ¿Moverlo por redes sociales?
  • ¿Suscribirse a una newsletter de tu blog?
  • ¿Ir a otro post o landing en el que le vas a ofrecer algo?

Todas son válidas, pero tienes que tener perfectamente claro cual es tu objetivo (¡sólo 1!) antes de ponerte a escribir.

4- Escribe sin pararte a corregir.

¡Este es un típico error de novato y en el que yo aun estoy trabajando!

Cuando nos ponemos a escribir no hacemos más que:

parar, releer, corregir, seguir, parar, reeler, corregir, seguir…

Estás machacando tu productividad, ya que el cerebro tiene un modo para escribir y otro para corregir, y no haces más que obligarle a saltar de uno al otro.

¡Para!

Siéntate delante de la estructura que has definido, rellena cada encabezado sin pararte a revisar y espera al paso siguiente antes de corregir.

Por ahora, sólo escribe.

¡Es liberador! 😀

5- Deja resposar el Post durante al menos 24h

Ahora ya estamos cerca de satisfacer a ese perfeccionista que llevamos dentro.

Pero tenemos que dejar correr al menos 24h antes.

Cuando acabas de escribir un texto sufres una especie de cegera que no te dejará ver errores que has cometido:

Faltas de ortografía, errores de expresión, conceptos poco claros, etc…

Hasta que no te “desintoxiques” de lo que acabas de escribir no lo vas a ver con claridad.

Dale al menos 24 horas para que repose.

6- Revisa, corrige y da formato (imagenes, estilos, enlaces, etc…)

Ahora sí.

En este paso tienes que corregir todos los fallos que mencionábamos en el punto anterior.

También es una idea genial meter la tijera.

Desde que lo llevo a cabo he descubierto que en todos los post que escribo puedo quitar entre un 15% y un 25% del contenido y seguir cumpliendo (de hecho, cumpliéndolo aun mejor) el objetivo del post.

Valora el tiempo de tu lector tanto como el tuyo y ahorrale la paja.

7- Última revisión y ¡bam! hora de publicar 😀

 

En realidad ya has hecho el trabajo duro, y en este punto sólo te queda una última mini revisión y darle al botón de publicar.

Mi mejor consejo en esta revisión es releerlo en voz alta (o mejor, leerselo a alguien) una última vez.

Seguro que encuentras puntos en los que no te llega el aire, cosas que no te terminan de sonar bien, y ideas que no se entienden cristalinas.

Ahora te va a resultar chupado arreglarlo.

Antes de publicarlo hay algunas otras cosas que puedes tener en cuenta

Y estamos de suerte, porque hace 3 días han publicado un post en Publisuites haciendo un recopilatorio con los consejos para antes de publicar de cracks como Rubén Alonso.

Te lo dejo por aquí.

 

¡Y eso es todo!

 

Si tienes en cuenta todo esto estarás en disposición de hacer post de la leche y que vaya como la seda.

Además, hemos acabado con el bloque de Copy, si lo has puesto todo en práctica ¡enhorabuena!

Sino, ¿a qué esperas?

¿Qué más hay para la próxima semana?

 

Todos los miércoles a las 11 voy a seguir publicando un artículo de esta serie:

  1. [Miércoles 17]Todo sobre el análisis previo a escribir.
  2. [Miércoles 24]Súper guía sobre copywriting.
  3. [Hoy] – Súper guía sobre redacción.

Sip, falta el próximo. Es una especie de bonus track. Por una vez, no te hago ningún spoiler.

Si quieres recibirlo y descubrir de qué se trata puedes apuntarte abajo para que descubramos juntos cómo es convertirse en Full Stack Marketer en 365 días.